Croacia es un país que año tras año aumenta las cifras de turistas y de eso se han dado cuenta alas compañías aéreas que año tras año han ido aumentando significativamente su oferta a las ciudades principales del país (Zagreb, Split, Duvrobnik). Croacia entró a la Unión Europea el pasado 1 de Junio de 2013.

El aeropuerto de Dubrovnik está situado a 24 km. al sur de Dubrovnik, tiene tan sólo 1 terminal y la mayoría de vuelos son estacionales (sólo en temporada de verano) aunque hay vuelos a Zagreb durante todo el año. Para ir del aeropuerto de Dubrovnik a la ciudad en transporte público existe un autobús de la empresa “Atlas” que cuesta 35 kunas (5 €) por persona y que llega hasta la misma puerta Piles.

Si se llega a Dubrovnik en barco, el puerto viejo está justo al lado del recinto amurallado y se puede llegar a la Puerta Pile caminando. Algunos cruceros suelen atracar en el puerto nuevo (Puerto Gruz) que está a unos 3,5 km. En este caso una buena alternativa es coger un taxi, ya que tienen el precio establecido a 10 € por recorrer el trayecto de la terminal de cruceros hasta la Puerta Pile.

Puerta Pile

Puerta Pile

Sin duda uno de los atractivos principales de la ciudad de Dubrovnik es la ciudad vieja, una ciudad amurallada que sufrió daños considerables en la llamada “Guerra de los Balcanes” en los 90 y que ha sido objeto de una rehabilitación coordinada por la UNESCO.

Reconstrución de casas en la ciudad vieja

Reconstrución de casas en la ciudad vieja

Las murallas abren a las 8 de la mañana con lo que si se viaja en una época donde hace mucho calor puede ser una buena hora para hacer el recorrido entero de apenas 2 kilómetros. La ciudad empieza en la puerta Pile y tras atravesarla encontraréis la oficina donde venden las entradas a mano derecha.

La entrada para recorrer la muralla cuesta 70 kunas (algo más de 9 €). Sólo se puede pagar con kunas, aunque también aceptan tarjeta de crédito.

Vista desde la muralla

Vista desde la muralla

Fruto de esa rehabilitación de la UNESCO aún se pueden ver algunas casas que están por arreglar aunque la gran mayoría tienen tejados y paredes nuevas.

Las murallas ofrecen la mejor panorámica de la ciudad vieja y en ella se encuentran 3 de las 5 fortalezas de la ciudad, las de Minčeta, Bokar y San Juan. También se puede ver el puerto viejo y la isla Lokrum.

Desde las murallas también se puede contemplar una cala donde es habitual ver a algunos bañistas y el puerto viejo, donde se amarran las embarcaciones de recreo.

Puerto viejo de Dubrovnik

Puerto viejo de Dubrovnik

Uno de los monumentos más característicos de la ciudad vieja es la Torre del Reloj. Este edificio se encuentra al final de la placa y data del S. XV aunque tuvo que ser restaurado en 1929. El reloj tiene 2 gatos de bronce (Maro y Baro) que se encargan de dar las campanadas.

Torre del reloj

Torre del reloj

Una vez finalizado el recorrido de la muralla merece la pena bajar a la ciudad y sentarse en cualquier terraza de los numerosos bares a degustar una cerveza croata o bien recorrer las callejuelas descubriendo tiendas de ropa, pastelerías o artesanía. Muchas de las tiendas sí aceptan pago en euros aunque el cambio te lo dan en kunas.

Callejuelas con tiendas a ambos lados

Callejuelas con tiendas a ambos lados

Para tener una panorámica más completa aún de la ciudad vieja y de la isla Lokrum se puede coger el teleférico, saliendo de la puerta de Pile a la derecha y caminando por la carretera con poco arcén durante unos 5 minutos encontraréis la entrada. El tiquet de ida y vuelta cuesta unas 90 kunas (alrededor de 11 €) y tiene una frecuencia de 20 minutos.

Panorámica de la ciudad vieja de Dubrovnik

Panorámica de la ciudad vieja de Dubrovnik

Como norma general en los servicios públicos no podréis pagar en euros. En los comercios y bares de zonas turísticas os aceptarán euros sin ningún tipo de problema.

Croacia es por lo general un país relativamente barato si lo comparamos con los precios de España, aunque las zonas turísticas siempre suelen ser algo más caras. Ya sea por la oferta cultural, por la tranquilidad de la ciudad, por la oferta de playas o por la combinación de todas estas Dubrovnik es un destino muy interesante para pasar unas fantásticas vacaciones de verano.


There is no ads to display, Please add some