Este balneario de nombre impronunciable es uno de los más bonitos de Europa bajo mi punto de vista, a mucha distancia de Caldea y otros más modernos. Es una de las visitas imprescindibles a Budapest (cuando tenga tiempo hablaré de esta fantástica ciudad). Estuvimos visitándolo en Agosto de 2007, y si alguna vez regreso, será obligatorio ir de nuevo.

El balneario es de aguas medicinales y está formado por 3 piscinas exteriores (agua templada, agua fría y agua caliente) y un montón de pequeñas piscinas interiores (aguas ricas en azufre, magnesio, calcio…).

Llegar al balneario con transporte público es muy fácil ya que la penúltima parada de metro de la línea amarilla (M1) te deja en la misma puerta del balneario. Lo primero que ves cuando llegas al balneario es un majestuoso edificio de color amarillo. Nada más verlo te da muy buena impresión, pero lo mejor está por llegar.

Balneario Széchenyi 01

La entrada es muy barata: 2800 florines (unos 12 € al cambio) si lo que queremos es cambiarnos en una cabina y dejar allí nuestros enseres o 2400 florines (unos 10 € al cambio) si queremos una taquilla. Además, si sales antes de las 2 horas te devuelven 400 florines (poco más de 2 €) y si es antes de 3 horas son 200 florines (prácticamente 1 €). Esto parece una ventaja, pero lo que realmente merece la pena es disfrutar todo el tiempo que podamos.

Si bien es cierto que es uno de los balnearios medicinales más turísticos de Budapest, no hay una masificación exagerada; al ser tan grande siempre puedes moverte de una piscina a otra o de una sala a otra.

Balneario Széchenyi 02

Otra de las cosas que sorprenden en la visita a este balneario es que es muy común encontrar personas jugando al ajedrez. Antes de ir al balneario me habían hablado de ello, pero nada mejor que verlo con mis propios ojos (e inmortalizarlo, claro). De hecho es curioso ver como siempre hay espectadores y también el lugar donde guardan las piezas: un tupper. Lo que no sé es si el ajedrez es de alguna de las personas que juegan o es gentileza del balneario.

Balneario Széchenyi 03

Las salas interiores también están decoradas como un pequeño palecete, donde las cristaleras dejan pasar la claridad y forman bonitos haces de luz. El color de algunas aguas es amarillento por el alto contenido en azufre y otros minerales disueltos.

La verdad es que este balneario es una auténtica gozada. Como todo el mundo sabe, después de un día de piscina suele entrar hambre; tranquilos, que justo a la salida del balneario hay un parque muy bonito con chiringuitos de comida. Allí podreis comprar salchichas (de cebolla, frankfurt, bratwurst, ahumadas…) o una delicia tipo pizza llamada Langos:

Langos

Tiene un sabor riquísimo, parecido a la masa de los churros gruesos (porras) y se le añade aquello que más nos guste (jamón, queso…).

Información de interés:

Dirección:

Széchenyi Gyógyfürdő és Uszoda
H-1146 Budapest, Állatkerti krt. 11.
Telephone: (36-1) 363-3210
Fax: (36-1) 363-3210/123

Cómo llegar: Trolebús número 72 o metro del millenium (M1) línea amarilla – parada “Széchenyi Fürdo”.

Horario: abierto durante todo el año de 6 a 22 horas (piscinas interiores y exteriores). Otros tratamientos y sesiones según época del año y días de la semana .

Precios: 2800 florines entrada y cabina, 2400 florines entrada y taquilla. Los masajes y otros tratamientos complementarios (opcional) se pagan a parte.

Enlaces de interés:

SpasBudapest (en inglés)


There is no ads to display, Please add some