Hace algunos meses que no escribo nada en el blog, a veces debido a compromisos profesionales y a veces debido a asuntos familiares. A decir verdad también hay momentos en los que podría haberlo hecho pero la pereza ha sido más fuerte que yo.
Así que para ponerse al día nada mejor que un pequeño resumen de todo lo sucedido:
11 de Septiembre – impresionante Nueva York
Por fin uno de mis sueños hecho realidad! Qué sensación tan indescriptible esa de estar en la capital del mundo! Vivirlo allí es como de repente sumergirte en una de las miles de películas rodadas en “la city”. Sus calles, su gente, su obsesión por la seguridad, esos coches de bombero haciendo sonar el claxon… Y sobre todo esa locura de tiendas y precios son capaces de hacerte sentir lleno cuando te imaginas toda la ropa y regalos que vas a poder llevarte y tan culpable cuando un mendigo que canta soul como los ángeles te pide apenas unos centavos… El capitalismo puro enseña su cara más amable y más cruel a la vez.
Impresionantes las vistas de sus edificios que alzan sus copas al cielo, jugueteando a placer con las nubes que sobrevuelan el techo de Manhattan!
Quizá vuelva algún día a perderme entre sus calles rebosantes de ríos de gente corriendo para coger el metro y no llegar tarde a su trabajo.
Entre Pelocho y yo hemos hecho casi 1000 fotos y cuando la melancolía aprieta intentamos echarlas un vistazo.

Septiembre acaba haciendo una escapada a tierras riojanas y a Euskadi.

Octubre empieza con una buena noticia y es que a partir del día 1 empieza mi contrato indefinido. Pero como todo no puede ser perfecto, los abuelotes nos dan un susto y las visitas al Hospital son frecuentes. Ahora parece ser que la cosa está algo mejor, pero después de lo sucedido algo te hace pensar que las cosas no serán como antes ya que después de un susto así la recuperación es larga y lenta -si la hay-.
Así, el 7 de Octubre -día de mi cumpleaños- pasa sin pena ni gloria, sin nada que celebrar más que eres un año más viejo. Al menos la familia está unida y eso nos ayuda a todos a sobrellevar la situación.
El regalo que me hace Pelocho me despierta a priori curiosidad, pero cada día que uso el iphone estoy más encantado.

Finales de Octubre, ya hace 3 meses que vivimos juntos. La verdad es que llevamos esto de la convivencia estupendamente. Ella es muy organizada, tiene una mano buenísima para cocinar y es toda una mujercita de su casa. Yo… Hago lo que puedo!

Noviembre o los inicios de un mes que se  presenta a priori repleto de trabajo, tengo algunos encargos nuevos y algunos viejos por terminar. Pelocho y yo empezamos a mirar el calendario pensando en alguna escapada que nos permita descansar.
La verdad es que no hay mayores novedades, intentamos hacer toda la vida social que podemos, pero no resulta fácil hacerlo, y más cuando ella matriculada en el máster y yo en el postgrado (que aún espero que la UOC me mande las puñeteras claves de acceso). Después de 2 años de descanso volveré a joderme los codos en el escritorio (que ya está bien de hacer el vago, coño). Más bien desgastaré las yemas de los dedos ya que el postgrado se realiza on-line.

Seguiremos informando…


There is no ads to display, Please add some