Inscripción Sachenhausen

Inscripción a la entrada del campo de concentración de Sachenhausen

Hay eventos y lugares que pasan a la Historia precisamente para que no se olviden y algunos de ellos, como es el caso de Sachsenhausen, para que no se vuelvan a repetir jamás.

Hay quien piensa que las visitas a lugares donde sufrieron y murieron tantas personas no tienen nada de turísticos. Cierto, no se visitan por turismo, sino se visitan por conocer Historia (con mayúsculas) porque a pesar de haber aún personas que nieguen tales atrocidades, lamentablemente se cometieron y forman parte de lo salvaje y monstruoso que puede ser el ser humano con sus semejantes.

Aclarado esto, vamos a viajar hasta lo que he titulado “el infierno en la tierra”.

Sachsenshausen es un campo de concentración situado a unos 35 kilómetros de Berlín, ubicado en la ciudad de Oranienburg. Es tristemente famoso por la cantidad de personas que fallecieron en sus instalaciones. El campo se abrió en 1936 y fue construido para albergar a presos políticos y personas contrarias a la ideología nazista. Inicialmente se construyó como campo de concentración, donde seleccionar a las personas según etnia y creencias y posteriormente distribuirlas hacia otros campos. La masificación y la aparición de algunas enfermedades hicieron que los nazis planificaran dentro del campo de concentración un laboratorio de investigación  para experimentar con seres humanos y cámaras de gas y hornos crematorios.

Partiendo desde la ciudad de Berlín se puede llegar a Oranienburg con un tren regional de la DB, con las líneas R5, RB12 y S1. La duración del trayecto es de aproximadamente 55 minutos. Una vez en la estación de Oranienburg se pude ir caminando (son unos 20 minutos a paso normal) o bien coger el autobús número 804.

Panorámica de Sachenhausen

Panorámica de Sachenhausen

Sachenhausen fue construído en 1936 por prisioneros de otros campos de concentración. El campo de concentración tenía como objetivo ser un lugar donde seleccionar a prisioneros para distribuirlos posteriormente a campos de trabajo (forzado, obviamente), fábricas y campos de exterminio. En una primera fase el campo estaba destinado a acoger a prisioneros políticos pero desde 1938  se trasladaron a  judíos, en 1940 a polacos y en 1941 a militares soviéticos. Finalmente en el campo convivían prisioneros de toda clase: sin distinción de edad o de género. El recinto tenía forma de triángulo ya que de esta manera con 3 torres de vigilancia en cada extremo se podía controlar el recinto sin la posibilidad de tener ángulos muertos en la visión desde las torres.

En la actualidad aún se conservan algunos edificios del campo: el barracón número 38 se ha convertido hoy día en un museo donde se relata la vida de los prisioneros judíos durante su estancia. También se conservan los barracones que fueron destinados a enfermería y el edificio donde se realizaban experimentos médicos y también funcionó como sala de autopsias. Al final del recorrido se encuentran las salas que se utilizaron como cámara de gas, zona de fusilamientos y hornos crematorios, conservándose aún alguna chimenea.

Sachenhausen fue liberado del nazismo por las tropas soviéticas en Abril de 1945 donde se liberaron a las personas que aún se encontraban dentro. Se calcula que entre 1936 y 1945 pasaron por las instalaciones del campo unas 200.000 personas. Posteriormente el campo sirvió como cárcel para soldados alemanes hasta que se desmanteló definitivamente en 1950.

Letrinas de un barracón de Sachenhausen

Letrinas de un barracón

 

Aseos de un barracón

Aseos de un barracón

 

Cocina de Sachenhausen

Cocina

 

Sala de autopsias y experimentación médica

Sala de autopsias y experimentación médica

 

Hornos crematorios

Hornos crematorios

Zona de fusilamientos y cámara de gas

Zona de fusilamientos y cámara de gas

Panorámica de los barracones

Panorámica de barracones de Sachenhausen

 

Horarios de visita: Abierto todos los días. Del 15 de Marzo al 15 de Octubre el horario de apertura es de 8:30 a 18 horas y del 15 de Octubre al 14 de Marzo el horario de funcionamiento es de 8:30 a 16:30 horas. Los museos cierran los Lunes.

Entrada: 1 €.
Existe la posibilidad de alquilar una audioguía por 3 €.

Si tenemos pensado hacer una visita y nos gustaría poder ir acompañados de un guía, una buena opción es contratar los servicios de CultourBerlin, una empresa de guías españoles que nos acompañarán desde la torre de televisión de Berlín hasta el campo de concentración; nuestra opinión es que es una buena opción, ya que en nuestro caso la chica que nos acompañó nos hizo una visita realmente fantástica (Miércoles, Viernes, Sábado y Domingo).


There is no ads to display, Please add some